Consejos para innovar en tu sala de espera

El ambiente en tu sala de espera lo cambia todo

La televisión o el WiFi gratis son dispositivos claves para que los clientes vuelvan

Ya sea en el dentista, en la peluquería o en el veterinario, muchas veces nos toca esperar. Más allá de las típicas revistas y folletos, hay establecimientos y negocios que consiguen que este tiempo sea más llevadero. No sólo eso: pueden lograr que sea entretenido, hacer que el cliente se sienta como un verdadero VIP y que sea una de las razones por las que siempre quieran volver.


Una televisión con contenidos a la carta

Por ejemplo, quizá tengas un centro médico donde conviven varias especialidades. Hasta que tus pacientes pasen a la consulta del doctor, puedes llenar la sala de espera de revistas o poner una pantalla de televisión. Recuerda que 9 de cada 10 clientes vuelven si ven la televisión mientras esperan.

¿Qué ponemos? ¿Documentales? ¿Vídeos musicales? ¿Una cadena generalista? ¿Dibujos animados? Es evidente que dependerá del tipo de cliente que acude a tu negocio. Puedes sintonizar el canal de contenidos que más se ajuste a cada público y en cada momento: infantil, cocina, documentales, deportes…

Con un paquete de televisión variado podrás cubrir todos los gustos de tus usuarios, independientemente de cuáles sean estos.

Internet gratuito, pero seguro

Sin duda, una de las opciones que más valoran los clientes de casi cualquier negocio es la posibilidad de que se les ofrezca una conexión WiFi gratuita. Tanto que, según un informe, las tiendas que lo ofrecen ven mejoradas sus ventas y la fidelidad de sus clientes.

Sin embargo, es cierto que no todos los clientes quieren conectarse a este tipo de redes completamente abiertas (especialmente aquellos que utilizan sus dispositivos para uso profesional) por temor a que los hackers puedan hacerse con información relevante o robar sus datos y claves personales. Así pues, tenemos tres opciones ante nuestros ojos.

Una de ellas es ofrecer una WiFi con clave de acceso. Esto puede aumentar la sensación de seguridad y confianza de nuestros clientes en nuestro establecimiento. Eso sí, déjanos recomendarte dos cosas. En primer lugar, que elijas unas contraseña lo más segura posible. Olvídate de “12345”, “contraseña” y cosas parecidas. Puedes optar, como recurso fácil, por cosas como “MiNegocio!2016” o “WiFi_MiNegocio_75”. La segunda recomendación es que, una vez que tengas esa contraseña, no la dejes visible a los ojos de cualquiera. Puedes poner un cartel o letrero que informe a tus clientes de que tienes WiFi y que pueden preguntar por la contraseña.

Debes tener en cuenta, además, que la seguridad es tanto para el cliente como para tu negocio. ¿Por qué? Porque no es sólo que el cliente se conecta de forma segura, sino que tu negocio también lo está. De esta forma, puedes tener una WiFi a la que sólo accedas tú y otra abierta para los usuarios de tu establecimiento, de forma que todos los datos relativos a tu empresa sean inaccesibles para los clientes. Además, así podrás saber también qué uso hace cada cliente de su conexión a Internet.

¡Y con dispositivo!

La segunda opción que tenemos es facilitar nosotros mismos los dispositivos desde los que los clientes puedan acceder a Internet. De esta forma, el cliente podrá ahorrar batería en su equipo y no tener que preocuparse de nada más. Puedes, por ejemplo, poner a su disposición tablets conectadas en lugar de revistas, con una pantalla de bienvenida personalizada con información de tu negocio, acceso a tu web, etc.

La tercera opción es hacer una combinación de las dos anteriores, de manera que sea siempre el cliente el que decida cómo y desde qué dispositivo acceder a una red WiFi gratuita y segura. Si, además, tienes la posibilidad de que pueda elegir el canal de televisión que ver, estarás dándole todas las opciones posibles al alcance de su mano en tu sala de espera.

Como ves, todo un mundo de posibilidades para que el cliente aproveche su tiempo en la sala de espera de tu negocio. ¿Qué más se puede pedir?

También te puede interesar