Consejos para mejorar posicionamiento SEO

Consejos prácticos para que una pequeña empresa mejore su posicionamiento en buscadores


Para un negocio hoy en día, aparecer en los primeros resultados en búsquedas de Google puede suponer un antes y un después: ganar visibilidad y nuevos clientes, mejorando la facturación. Por eso se invierte en mejorar el posicionamiento del negocio en los buscadores. Esto es lo que se conoce como SEO y por lo que se compite con otras empresas por aparecer en los primeros lugares.

De la página de resultados que vemos cuando se realiza una búsqueda, una primera parte está formada por anuncios y el resto por los resultados del buscador. Los anuncios se llevan un 10% de los visitantes, mientras que el resto se va a las entradas de búsqueda. Pero no en el mismo porcentaje. Aparecer el primero en Google nos puede reportar hasta 50% de los clics. Los clientes eligen mayoritariamente el primer resultado, disminuyendo de forma exponencial el resto de resultados, el segundo se llevaría un 13% y a partir del séptimo puesto apenas un 2%.

¿Qué puede hacer un negocio para mejorar su SEO?

Lo cierto es que el algoritmo de Google, la fórmula con la que calcula la importancia de una página para mostrarla en los resultados, depende de más de 200 factores, aunque no todos tienen la misma importancia. Un negocio puede mejorar su posicionamiento trabajando algunos aspectos.

Si queremos mejorar el SEO de nuestro negocio es fundamental elegir bien y posicionar las palabras clave. Estas serían las “expresiones” por las que queremos que nos encuentren en el buscador, como “bares en Santiago” o “peluquerías en Madrid”. A la hora de elegir la palabra clave hay que analizar la competencia que existe por dicha palabra y el número de visitas que reporta dicha palabra. Luego, esta palabra clave debe incorporarse en el título de la página, en los encabezados H1 Y H2 que organizan los contenidos (en el código de la web) o si es posible también en el campo “descripción” de las imágenes y texto de nuestra página.

Google también da mucha importancia a la optimización de los contenidos para el móvil. Una página optimizada para verse bien desde los smartphones, que se adapte en su diseño a todo tipo de pantallas, posiciona mejor. El propio Google ofrece una guía para ver cómo adaptar tu página. Aquí también hay que tener en cuenta la optimización de las imágenes mediante la descripción, pero también editándolas para que no ocupen más de lo necesario y carguen rápido.

Los buscadores quieren ofrecer los mejores resultados a los usuarios. Por eso es fundamental crear contenidos atractivos y originales. Copiar y pegar la información de otra página nos penaliza. Seguro que cada negocio sabe trucos, consejos prácticos que ya ofrece a sus clientes en su local y que ahora también puede compartir en su web. No tienen por qué ser complicados: desde cómo tener la tortilla de patata más esponjosa a cómo colocar un interruptor de la luz. Si además los acompañamos de un pequeño vídeo, mejor todavía.

Luego hay que difundir estos contenidos en redes sociales. Esto contribuye a que tengan más difusión entre aquellos clientes que ya nos siguen en las redes sociales, a atraer más tráfico y a que Google considere a nuestra página más relevante. Es importante tener una página creada en Facebook, pero también considerar otras redes como Twitter, Instagram y también Google +.

Por último, hay que crear una red de enlaces. Se trata de que cuando creemos contenidos enlacemos a otras páginas relevantes para que los que nos visitan puedan tener más información. A la vez conseguiremos que nos enlacen a nuestra web desde páginas relevantes, de manera que un mayor número de enlaces nos hace más importantes de cara a Google, mejorando nuestro SEO. No sólo importan el número de enlaces, sino la relevancia de las páginas que lo hacen.

Del hazlo tu mismo al apoyo en profesionales especializados

Lo cierto es que el posicionamiento web es algo muy complejo. Podemos hacer algunos cambios para mejorar nuestro SEO pero llegado un punto será complicado mejorar a no ser que empecemos a dedicar mucho tiempo a este aspecto. Tiempo que muchos profesionales prefieren dedicar a la gestión de su negocio, que es lo que realmente dominan.

Por eso es recomendable apoyarse en profesionales que nos ayuden a posicionar nuestra web. Empezando por definir aspectos básicos como la elección de las palabras clave, mejoras de diseño que puede tener nuestra web o ayuda a la hora de crear los contenidos de forma adecuada para que posicionen bien. El SEO es un trabajo constante, que hay que trabajar día a día y que un profesional puede ayudarnos a mejorar de forma notable, haciendo que nuestra inversión resulte muy rentable.

También te puede interesar