Google Presentaciones

Promociona tu negocio en la pantalla del televisor gracias a Google Presentaciones

Normalmente cuando tenemos un televisor en el negocio pensamos más en una forma de entretenimiento que de promoción. Un bar que utiliza el fútbol para atraer a sus clientes es un buen ejemplo. Sin embargo, también se puede utilizar como una forma de hacer publicidad de nuestro negocio.


Podemos utilizar Google Presentaciones para promocionar el negocio directamente en la pantalla del televisor. Se trata de una de las herramientas de Google Suite con la que se pueden crear presentaciones donde los clientes verán ofertas, productos, sugerencias, etc., mientras están en nuestro negocio. No llega a ser un anuncio al uso, sino una sucesión de “diapositivas” que dependiendo de nuestra creatividad podremos sacarle mucho partido.

Crea una presentación atractiva

El primer paso es crear una presentación atractiva. Con Google Presentaciones tenemos diferentes plantillas a elegir para crear las diapositivas. Cada diapositiva puede ser una oferta diferente. De esta forma lo ideal es encadenar varias ofertas seguidas para que se muestren de forma secuencial.

Podemos añadir texto, imágenes, clip de audio o vídeos a las propias diapositivas. Con ello lo que se busca es captar la atención del cliente que en ese momento está viendo la televisión. Un buen ejemplo sería el descanso de un partido de fútbol, donde se proyectan una serie de diapositivas con ofertas de cañas y tapas.

Otro ejemplo sería la sala de espera de una peluquería, donde se aprovecha en los descansos de publicidad del programa. Aquí podemos crear una diapositiva donde insertamos un vídeo de YouTube sobre un tratamiento capilar o facial, que describe las ventajas del mismo. Después en otra diapositiva lanzamos la oferta con los precios para nuestros clientes.

De esta forma en lugar de visualizar la publicidad de la televisión en los momentos de pausa, se aprovecha para lanzar nuestros propios anuncios. La publicidad puede ir muy dirigida hacia el tipo de clientes que tengamos en ese momento, el horario en el que la emitimos, etc. Por ejemplo, si el partido es a las 4 de la tarde, la promoción será de copas, cafés y cócteles. Si es a las 8 de la noche, lo que se promociona en el descanso son más raciones, tapas o pinchos.

Esta es la parte creativa de la presentación. Cuanto más atractivas, más impactantes y originales sean las imágenes, los textos o los vídeos, más llamarán la atención de los clientes. Además podemos elegir el tipo de transición entre las diapositivas, para que sorprenda a los clientes, el tiempo que permanecen en pantalla cada una de ellas, etc.

Proyecta la presentación en tu televisor

A nivel técnico para proyectar la presentación en la pantalla del televisor necesitaremos un ordenador conectado a la misma red. Luego tenemos que hacer que las ofertas se visualicen en el televisor. Para ello podemos tener un ordenador conectado a través de un cable HDMI o VGA a la pantalla de la tele. De esta forma, para lanzar la presentación basta con arrastrar el navegador donde utilizamos Google Presentaciones hacia dicha pantalla para visualizarla. Sería similar a cuando trabajamos con dos pantallas en el ordenador, pero una de ellas es el televisor, donde sólo se verá la presentación.

Otra opción más sencilla que el uso de un cable es hacernos con un Chromecast, un pequeño dispositivo de Google que nos permite enviar la presentación a la pantalla del televisor sin necesidad de estar conectados mediante un cable. Desde Google Presentaciones aparecerá la opción de presentar en otra pantalla, que será la que esté conectada al Chromecast de forma inmediata.

Google Slides

Basta que ambos dispositivos estén conectados a la misma WiFi. La gran ventaja de este método es que podemos enviar la presentación a la pantalla del televisor directamente desde un smartphone. Es la opción más cómoda y práctica.

Otra opción algo más trabajosa es pasar la presentación a formato vídeo. Para eso existen algunos programas especializados que nos pueden ayudar. Después dicho vídeo podemos subirlo a YouTube, abriendo nuestro canal. Si tenemos una Smart TV podemos enviar un vídeo de este canal a la televisión también desde el móvil sólo con que estén conectados a la misma red, también desde el móvil. La gran ventaja en este caso es que no tenemos que adquirir un dispositivo nuevo, pero lo cierto es que es más sencillo si utilizamos un Chromecast ya que prácticamente no tendremos que hacer nada.

También te puede interesar