17 claves para trabajar en la nube

información clientes

Todo lo que puedes saber de tu cliente a través de tu web

La página web se puede convertir en el mejor escaparate, en el mejor embajador de un negocio y ayudarnos a captar clientes. Pero también es una herramienta muy útil que ayuda a las empresas a recoger información sobre ellos. Vamos a ver todo lo que puedes saber de tu cliente a través de tu web.

Existen un montón de datos disponibles sobre cómo los visitantes están interactuando con la página web. Basta con acceder al panel de administración de la página para ver unas estadísticas básicas que ya nos empiezan a ofrecer datos interesantes, como cuánta gente visita nuestra web cada día, a qué horas hay más clientes conectados o cuánto tiempo pasan de promedio dentro de la página.

Divide y vencerás: la segmentación de usuarios

Pero, además, podemos utilizar herramientas avanzadas para recuperar más información, como Google Analytics. Gracias a ella vamos a ver, por ejemplo, si nuestros clientes acceden a la página a través de un móvil, un tablet o un ordenador. Gracias a ello podemos potenciar el diseño de nuestra página hacia un tipo de usuario u otro.

Pero también podemos ver datos sobre desde dónde llegan nuestros clientes. Es muy importante saber si nos han encontrado en un buscador como Google, si han hecho clic en anuncio que habíamos publicado o han llegado a través de nuestra página de Facebook, por ejemplo. Esto permite enfocar mejor los esfuerzos a la hora de captar nuevos clientes, mejorando los canales que ya funcionan y potenciando aquellos que no están dando buenos resultados.

Más importante todavía son los datos que nos permiten dividir y clasificar a nuestros clientes, por ejemplo, según la zona geográfica de la que proceden. Si tu web la visitan sobre todo personas que viven en tu misma ciudad, cuando se cree una campaña de anuncios no será necesario gastar dinero para mostrarlo a todo el mundo, basta con que lo vean aquellos que están en un radio de 50 km. Esto lo puedes hacer en Google Adwords Express, por ejemplo.

Si tenemos una peluquería unisex pero resulta que nuestra web la visitan sobre todo mujeres, no merece la pena gastar dinero anunciando productos para evitar la caída del cabello que, sobre todo, consumen hombres, sino anunciar aquellos servicios y productos que nos demandan nuestras clientas.

Ofrece a los clientes lo que están buscando

Todos estos datos nos permiten crear ofertas más atractivas y, a la vez, que nuestras campañas de anuncios sean más rentables. Si, por ejemplo, resulta que muchos de nuestros clientes nos llegan a través de Facebook, quizás tengamos más éxito si nos anunciamos en esta plataforma que si lo hacemos en Google, por ejemplo.

Si sabemos que la mayoría de nuestros clientes nos visitan entre las 7 de la tarde y las 10 de la noche, podemos habilitar un chat para resolver alguna duda que les pueda surgir en un momento concreto.

También es muy interesante realizar un seguimiento del comportamiento de los clientes en la web, del movimiento de su ratón, para ver dónde fijan su atención. Herramientas como Clicky.com o Kissmetrics.com nos ofrecerán una cantidad de datos muy valiosos. Entre otras cosas tendremos un mapa de calor en la web, que nos indica en qué zonas está fijando su atención al cliente. Así podemos colocar un anuncio o un botón para comprar, en el área más adecuada de la web, allí donde tendrá más visibilidad.

Si tenemos un bar y vemos que lo más buscado en nuestra página es la receta de un plato… quizás podemos incluirla con mayor frecuencia en el menú diario de lo que venimos haciéndolo, ofrecerlo durante todo el día como pincho, etc.

Toda esta información está disponible. Sólo tenemos que acceder a ella, definir informes que nos ayuden a entender estos datos no sólo en un momento puntual, sino a lo largo del tiempo, para saber si las acciones que hemos realizado van o no en el buen camino para captar más clientes y mejorar nuestra facturación.

También te puede interesar