Como ayuda el Marketing Digital al pequeño comercio

¿En qué puede ayudar el marketing digital

al pequeño comercio?


El marketing como se ha conocido siempre para los comercios de toda la vida se reduce tradicionalmente a dos opciones: buzoneo por los edificios de la zona cercana al negocio o anunciar mediante carteles en el propio establecimiento las ofertas disponibles. Hoy en día la palabra “marketing” ha crecido gracias al marketing digital, y puede ser de gran ayuda para el pequeño comercio, sea una pequeña tienda para clientes del barrio, sea para un modisto o para un servicio de cuidado de mascotas.

Hay que estar allí donde nuestros clientes buscan lo que necesita y ese espacio hoy en día es Internet. La página web es la pieza principal del marketing digital para un pequeño comercio. Negocios de toda la vida multiplican su público potencial por 30 sólo con la posibilidad de tener una página web.

El posicionamiento en buscadores nos hace más cercanos a los clientes

Una página web, además de permitir que nuestros clientes nos encuentren de forma más sencilla, nos permite diseñar una estrategia para posicionar bien nuestro negocio a través de los resultados de las búsquedas en Google.

Mientras que un negocio tradicional tiene que convivir con la ubicación de su local, gracias a su página web puede trabajar en su posicionamiento en buscadores para que aparezca en las primeras posiciones. Esto sería el equivalente a tener el negocio ubicado en una de las calles más comerciales de la ciudad.

Y además podemos anunciarnos también en los buscadores, ganando más visibilidad y eligiendo a qué clientes potenciales se muestra el anuncio según las palabras claves y reduciendo el grupo seleccionado para que sólo se muestren a aquellos que realmente estén interesados.

Mientras que en el buzoneo tradicional no se discrimina, se mete la publicidad en todos, los anuncios de Internet muestran solo a los grupos de clientes que nosotros deseemos. Además se paga cuando este cliente hace clic en el anuncio, por lo que es una publicidad mucho más efectiva.

El boca a boca se ha trasladado a las redes sociales 

Pero también en las redes sociales. Es algo que se puede trabajar, ya que hoy en día el boca a boca de antes se ha trasladado a las redes sociales. Una buena estrategia en redes sociales nos hace más conocidos, nos ayuda a promocionarnos. Pero también a conversar, a ser más cercanos, lo que es una de las armas tradicionales del comercio de proximidad para ganarse a los clientes.

Se pueden presentar las novedades de la tienda, dar preferencia en momentos determinados del año, como pueden ser las rebajas a estos seguidores que tenemos en Facebook, compartir imágenes por Instagram o difundir también en Twitter todas nuestras novedades. No se trata tanto de dar los buenos días o desear un feliz viernes a los seguidores, algo habitual, sino generar contenidos que les interesen.

Se pueden crear concursos, promociones que nos ayudarán a ganar audiencia y tener una mayor audiencia, que si trabajamos bien se convertirán en clientes. Nos ayuda a crear una comunidad de clientes que se mantienen fieles a nuestro negocio, que van a su vez a aumentar nuestro público objetivo entre sus propio seguidores.

Además podemos ganar más seguidores todavía creando algún anuncio para llegar a más audiencia. Hay negocios muy exitosos que han creado su estrategia en anuncios de Facebook, una red a la que se le puede sacar mucho provecho.

Marketing de guerrilla 

Además los pequeños comercios pueden realizar múltiples acciones sencillas, pero que acaban por aumentar su público. Aprovechar la WiFi que ofrecen en sus negocios a los clientes para promocionarse es una de ellas. Una conexión de calidad, que además puede ayudarte a conocer mejor a tus clientes, así como amenizar el tiempo que pasan en salas de espera.

Son muchas las pequeñas acciones que podemos llevar a cabo. Además con la certeza de que si conseguimos en cualquier momento que el contenido que se ha creado se haga viral, la repercusión puede ser tremenda. Un pequeño vídeo compartido por las redes sociales puede tener un boom inesperado. Un ejemplo es aprovechar los descansos de los partidos de fútbol de un bar para lanzar presentaciones en la pantalla del televisor con tus ofertas.

 

También te puede interesar