Música para tus clientes

Música para tus clientes con Vodafone TV

Cómo evitar el problema de los derechos de autor en tu negocio

El ambiente de un negocio es un factor clave para que los clientes se sientan cómodos. Por eso, la música de fondo marcará la diferencia de tu negocio. Descubre como disfrutar de ella, sin dificultades.


Seguro que en tu negocio cuidas todo tipo de detalles: la iluminación, la decoración, la temperatura, y por supuesto el trato, el servicio y la calidad del producto. Aspectos que marcan la personalidad y el éxito de tu negocio. Otro muy habitual, es la música de fondo o quizá la televisión, que sirve para mejorar el ambiente del local, o en caso de que tengas una sala de espera, un modo de entretenimiento que hace que los clientes vivan una experiencia distinta e incluso sirva de argumento para volver. Y es que, el 90% de los clientes que ven la televisión en una sala de espera de un negocio vuelven.

Hasta aquí, generar un buen ambiente en el local o entretener a los clientes parece fácil, pero es habitual encontrarnos con dificultades legales relacionadas con los derechos de autor de esa música y las inspecciones que conllevan. Algo tan sencillo como poner música en una peluquería, en la sala de espera de tu consulta, o en cualquier comercio, puede convertirse en algo complicado. Veamos cómo evitar el problema de los derechos de autor en tu negocio.

¿Tengo que pagar por la música que pongo en mi negocio?

Aunque no te hayas hecho esta pregunta nunca, la respuesta es sencilla: si esa música o contenidos audiovisuales tienen derechos de autor, que es lo habitual, la respuesta es sí, tienes que pagar.

Si resulta que pones música en tu establecimiento a través de cualquier medio como la radio, la televisión, un CD o internet tendrás que pagar una tasa a la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE), que es la entidad española que gestiona los permisos de los propietarios de derechos de autor correspondientes y a los que se puede acceder a través de una licencia.

Actualmente esta licencia para negocios por parte de la SGAE supone el pago de una cantidad mensual en función de los metros cuadrados del local, el tipo de establecimiento (tiendas, bares, cafeterías, peluquerías, discotecas, grandes almacenes, etc. ) o por el tipo de repertorio, musical o audiovisual, que quieras poner.

Por ejemplo, en el caso de una peluquería, si tiene entre 100 y 150 metros cuadrados deberá pagar unos 28 euros al mes si quisiera usar repertorio musical y audiovisual y 21 euros al mes si fuera solo musical.

También te puede interesar