Fontaneros Ni Gota

Fontaneros Ni Gota

Abriendo una nueva vía de venta en plena crisis

Miguel Ángel Moreno López es fontanero de profesión y gerente de una empresa, Ni Gota Servicios, que opera en localidades del sur de Madrid, como Getafe o Leganés. En plena crisis, y sin conocimientos técnicos ni cualificados sobre web, posicionamiento y publicidad, decidió apostar por abrir una página en Internet, que ahora está muy bien posicionada y sin la que Moreno ya no concibe su trabajo.


P._ ¿Cuándo decidió abrir su página web?


R._ Ya tenía la empresa antes de abrirla. Aunque seguíamos trabajando, a finales de 2012, en plena crisis, nos decidimos.


P._ ¿Por qué decide abrirla?


R._ No teníamos todo el trabajo que queríamos. La idea era abrir la página web y empezar a intentar expandirnos, buscar más clientela y darnos más a conocer. Buscábamos aumentar el negocio.


P._ ¿Qué le lleva a apostar por Internet?


R._ Nosotros no empezamos de cero, ya que llevo toda la vida siendo fontanero. Antiguamente todo te venía más rodado y había mucho más trabajo. No hacía falta que te conociera más gente. Se recurría a tácticas como repartir publicidad por los buzones o anunciarte en Páginas Amarillas. Pero eso ya lo veo obsoleto. Ahora mismo, si no estás en Internet, no estás en ningún lado. Lo hacemos todos cuando buscamos algo en Internet. Hay que salir y, si es posible, en la primera página. Puede que te llamen y no te salga finalmente el trabajo, pero por lo menos ya te ven y te llaman.


P._ ¿Cuánto le ha costado?


R._ Todo tiene un coste y no ha sido gratis. La web la pusieron en marcha un par de amigos que no sabían si introducirse también en este negocio o no. Yo les animé a que lo intentarán conmigo. En ese sentido, no ha costado mucho (creo que fueron unos 500€), pero hacer una página web en condiciones cuesta un dinero.

A día de hoy hay que estar sí o sí en Internet. Si no, no eres nada

P._ Pero no sólo tienes una web, también has invertido en posicionamiento SEO…


R._ Sí, hay que tener en cuenta que no es solo la página, sino el posicionamiento, que tiene que llevártelo alguien porque tú no puedes estar todos los días pendiente de esa página. Gracias a contratar a alguien que esté dedicado a ello, ya estamos en la primera página o segunda página de resultados.


P._ ¿Sabía algo de web y posicionamiento cuando se lanzó a esta aventura?


R._ Tengo claro mi objetivo, pero a nivel técnico no controlo estas cosas. A mí lo que me interesa es estar bien posicionado, que se me encuentre fácilmente. También tenemos contrastado que, cuando estás en Google, aparecemos en determinadas zonas de las páginas en determinadas horas del día y al buscar por determinados conceptos. La gente que tengo contratada me ayuda bastante, aunque al final tú también tienes que saber cuándo te interesa hacer una campaña fuerte y cuándo no. Por ejemplo, en septiembre y octubre es cuando tenemos que hacer una campaña importante, porque es cuando se ponen las calefacciones y se rompen las calderas. Ahora que llega el buen tiempo hablamos de las reformas de las cocinas o del baño.


P._ ¿Qué repercusión ha tenido en su negocio tener la página web y apostar por ella?


R._ Todo ayuda, también el boca a boca. El volumen de trabajo ha subido bastante. Nosotros arrancamos siendo tres (otro fontanero, un albañil y yo) y ahora somos cinco personas. Además, la facturación en bruto también ha ido subiendo. Gracias a Internet, nos llama más gente.


P._ ¿Sabría determinar el porcentaje de trabajo que le llega gracias a internet?


R._ Lo ideal sería saber de dónde te viene el trabajo, pero a día de hoy no tengo ninguna forma de saberlo, esto es más por dejadez mía. Sería fácil haciendo una encuesta post cliente, preguntándoles cómo nos han conocido. Sé que me llaman porque me ven en internet, pero no sé establecer un porcentaje.


P._ No habrá sido todo fácil desde el principio…


R._ Al principio no cubría los gastos que costaba tener todo esto funcionando, pero luego, con el paso del tiempo, sí. Por ejemplo, en 2013 salió un trabajo y con el beneficio que obtuvimos casi pagamos todo el coste que nos conlleva la página web. Hay que mentalizarse de que esto no es mano de santo. Que nadie se piense que es abrirla y que funcione al momento. O tienes mucho dinero y te lo gastas en esto, o esto requiere un tiempo hasta que llegas a una posición medianamente regular. Pero es evidente que, ahora mismo, si no estás en Internet, no estás en ningún lado.


P._ ¿Cuáles son los próximos pasos que va a dar?


R._ La última campaña que vamos a hacer es con un vídeo con las fotos de la empresa y algunos trabajos que hemos hecho. Saldrá cuando busques en YouTube cosas relacionadas con cuartos de baño y estés en la zona sur de Madrid.


P._ ¿Recomendaría tener una página web?


R._ Es necesario estar en Internet. Tengo compañeros de profesión que están más escasos que nosotros de trabajo y nosotros no paramos. No quiero decir que todo haya sido gracias a Internet, pero ayuda. Cuando digo quién soy, la gente que no me conoce va a Internet a verme.


P._ ¿Qué consejos daría a otras pymes como la suya?


R._ Siempre lo digo: “aunque no seas una empresa grande, hay que parecerlo”. La gente se fía más de la empresa grande, parece que va a dar mejor servicio que el fontanero de barrio. Evidentemente, hay que dar buen servicio. Recomendaría totalmente tener una página web pero sabiendo que lleva su tiempo. A mí me tacharon de loco por hacerlo en unas fechas muy malas. Nadie me ha regalado nada. Hay que luchar y, poquito a poco, ir subiendo. Si eres bueno y constante en tu trabajo, lo lograrás. Yo todo el dinero que he ganado lo he invertido en promocionar la empresa, en comprar más herramientas para estar preparado para cuando las cosas buenas vinieran. Y ahora estoy recogiendo frutos.

También te puede interesar