La publicidad en Internet no sale cara

La publicidad en Internet no sale cara

La publicidad para los negocios es hoy en día algo fundamental debido a la alta competencia

El buzoneo en los domicilios cercanos es lo que tradicionalmente han hecho muchos negocios, pero lo cierto es que el impacto, el número de llamadas o clientes que luego se acercan hasta el negocio es muy pequeño. Otra opción es anunciarse en la red, donde la publicidad en Internet no sale cara, sino que se paga por resultados.


Comparando con los anuncios que se imprimen y se meten en el buzón y que los consumidores apenas miran antes de acabar en la papelera, los anuncios online son mucho más rentables. Si queremos visibilidad tenemos que tener el anuncio disponible cuando el cliente tiene una necesidad o deseo que nuestro negocio puede cumplir. Para ello, es posible anunciarse en Google, que es donde hoy en día acude todo el mundo cuando necesita ayuda.

Al contrario de lo que ocurre en un anuncio que vemos por la tele, o del folleto que hemos introducido en el buzón, en Google Adwords no se paga por que aparezca el anuncio, sino que sólo se paga cuando el cliente está realmente interesado y hace clic en el mismo, es decir, aterriza en la página que nosotros deseamos. Por eso, la publicidad de internet es más rentable, sólo pagamos cuando el cliente ha respondido a nuestro anuncio, no por la cantidad de gente que lo ve cuando busca algo en Google.

Tu anuncio tiene miles de impresiones, pero sólo pagas los clics

Lo importante es que nuestro anuncio aparezca con el menor coste posible y tenga el mayor número de clics, de visitas al negocio. Para ello, Google utiliza un sistema de pujas, es decir, si el “Bar Manolo” quiere que su anuncio aparezca cuando alguien busca un restaurante en su ciudad, tiene que decidir cuánto está dispuesto a pagar por cada clic que hagan los clientes que lo vean. Crear el anuncio es realmente fácil, así como establecer un presupuesto para la campaña de publicidad.

A mayor precio, más posibilidades de que nuestro anuncio se muestre. Si pagamos un precio muy bajo, nuestro anuncio no aparecerá para la mayoría de usuarios. Por eso necesitamos un asesoramiento profesional que nos ayude a saber cuál es el precio justo a pagar por cada enlace en función de la palabra clave (el término o frase por el que deseamos que nuestro anuncio aparezca cuando un cliente realiza la búsqueda).

El objetivo es entonces obtener el mayor número de visitas a nuestra web a través del anuncio, pero pagando por ello lo menos posible. Esto permite tener un retorno de la inversión publicitaria en el menor tiempo y hacer nuestro negocio más rentable.

También te puede interesar