9 de cada 10 clientes vuelven si ven la TV mientras esperan 9 de cada 10 clientes vuelven si ven la TV mientras esperan

Clientes entretenidos, clientes más distendidos.

9 de cada 10 clientes vuelven si ven la TV mientras esperan.

Hace tiempo que las salas de espera dejaron de estar colonizadas por viejas revistas. Hoy, los clientes que están esperando su turno en un negocio, lo que desean es que este tiempo se les haga lo más ameno posible. Para ello lo más fácil es instalar un televisor en la sala de espera puesto que 9 de cada 10 clientes que ven la televisión mientras esperan vuelven.

La espera se hace más amena, más entretenida y la sensación de que el tiempo no avanza o no nos toca el turno se diluye. Esto es fundamental para negocios que tienen como clientes a niños, ya que poder disfrutar de sus programas favoritos les tranquiliza mucho mientras llega su turno.

Además no sólo sirve para la sala de espera de los negocios como peluquerías, médicos, etc. Sino que otros, como los gimnasios, también se benefician de su implantación para que sus clientes estén más entretenidos mientras realizan sus actividades y ejercicios.

Es bien conocido que las condiciones ambientales condicionan la percepción del tiempo de espera por parte de los clientes. Por este motivo se suelen colocar espejos al lado de los ascensores en los hoteles o las esperas al teléfono se amenizan con música. La televisión facilita que el cliente se encuentre entretenido y relajado mientras le llega el turno.

Amenizar este tiempo de espera con la televisión hace que los clientes entren más distendidos cuando les tenemos que atender y a la vez se marchen más contentos, sin la sensación de haber perdido el tiempo mientras permanecían sentados en la sala. Contar con más de 80 canales para poder elegir sin duda supone un aliciente para encontrar contenidos que interesen a los diferentes perfiles de clientes que puede tener una empresa.

También te puede interesar
Más razones para estar