Las cafeterías con WiFi venden hasta 3 veces más cafes Las cafeterías con WiFi venden hasta 3 veces más cafes

Un café con WiFi por favor

Las cafeterías con WiFi venden hasta 3 veces más cafés.

En el sector de la hostelería la competencia es altísima y la pelea por quedarse con los clientes un reto para todos los bares y restaurantes. Ya no basta sólo con ofrecer un buen servicio, si quieres que tu cliente vuelva hay que ofrecerle algo más, siendo el WiFi uno de los elementos más valorados. Y es que está demostrado que donde hay WiFi gratis se vende más café.

Los clientes tienen tarifas limitadas de datos y buscan las redes WiFi para poder ver vídeos, consultar Internet y sus redes sociales, dejando sus tarifas de datos para cuando no queda otra opción. Trabajadores en movilidad, estudiantes y turistas son un público que muchas veces solicita la contraseña del WiFi incluso antes de lo que desean tomar. Tanto es así que la disponibilidad de WiFi esta considerándose un factor importante en publicaciones especializadas a la hora de recomendar un local.

El WiFi no es sólo un valor para captar clientes, es un aliciente para que se queden más tiempo.

Está claro que una mayor permanencia del cliente en el local se traduce en mayores ventas, tanto en hostelería como en otro sectores. Al permanecer más tiempo haciendo uso del servicio WiFi se consume más en el local y con ello también se logra tener un cliente mucho más fiel al mismo, donde se siente bien acogido.

Pero, además, para el restaurador el WiFi se puede convertir en un poderoso aliado de marketing.  Al acceder a la red, la pantalla inicial puede personalizarse para que vean la oferta de desayuno, el 2×1 en cañas y tapas a partir de una hora determinada, etc. No hace falta que nuestro camarero cante el plato del día, puede aparecer nada más conectar a la red inalámbrica.

Y todo ello con la seguridad necesaria para que el WiFi de clientes se mantenga separado de la red local. De esta forma se previenen posibles problemas de seguridad y se cumple con la LOPD, manteniendo ambos accesos separados e independientes. Más seguro para los clientes y más seguro para el restaurador. Todos ganan.

También te puede interesar
Más razones para estar